Sintratelefonos, acompañado por organizaciones sindicales, sociales y comunidad, radicó el martes 20 de septiembre ante la Registraduría Distrital, las firmas necesarias para la convocatoria al Cabildo abierto contra la venta de la ETB.


Inicialmente, en una concentración en la plaza Eduardo Umaña Mendoza, la organización sindical explicó el propósito de la convocatoria. Allí, contaron con la presencia masiva de trabajadores.

Cabe resaltar el amplio respaldo de la comunidad bogotana y la participación activa de grupos de estudiantes que fueron claves para la recolección de las firmas. Así mismo, diferentes partidos políticos apoyaron la causa.

“Cuando el pueblo se indigna, se une y lucha. Eso lo estamos demostrando, porque al día de ayer recorrimos 66.559 firmas, con un trabajo que fue muy juicioso y muy arduo. Este el paso inicial para demostrarles a Peñalosa (alcalde de Bogotá) y Castellanos (presidente de la ETB) que el pueblo está indignado, no estamos de acuerdo con lo que está sucediendo y las empresas del Distrito no son de ellos, sino de todos nosotros”, sostuvo Gustavo Merchán, fiscal de Sintratelefonos.

Después de la concentración en la plaza, desarrollaron una marcha hasta la sede de la Registraduría distrital. Entregadas las planillas, se procedió a un reconteo, donde el número de firmas se mantuvo por encima de las 66.500. A partir de ahora se requieren 45 días hábiles para la verificación y el trámite de corroborar la validez de las firmas.

Sintratelefonos proyecta realizar el cabildo hacia el mes de noviembre. Desde ya prepara la consulta popular, que es el paso a seguir, con el objetivo que todo resulte de manera positiva. La revocatoria del mandato de Enrique Peñalosa es la meta final.

“Llamamos a todas las personas que quieran trabajar con nosotros. Sindicatos, comunidades, barrios, gente de todos los frentes sociales, para que hagamos una gran cruzada y sacamos adelante ahora la consulta popular. No hay nada perdido aún, estamos dando la pelea. Pero antes un agradecimiento especial, porque la comunidad se volcó a respaldar la no venta de la ETB”, indicó Merchán.